Saltar al contenido
Supervitaminas

Asparagina: el aminoácido del cerebro

asparagina aminoacido

La asparagina (conocida también como Asn o N) es uno de los 20 aminoácidos utilizados en la composición de las proteínas. Fue el primer aminoácido descubierto en el espárrago, de ahí su nombre.

Se trata de uno de loa aminoácidos no esenciales más comunes que se encuentran en la naturaleza, disponible en grandes cantidades tanto en el reino vegetal como en el animal.

En los seres humanos representa casi el 3% del contenido total de aminoácidos del cuerpo. Estamos particularmente expuestos a este aminoácido. Esto es en realidad el resultado de la degradación del aspartamo, el famoso edulcorante que compone nuestras bebidas y alimentos.

Función del aminoácido ASN

Dentro del cuerpo, el papel principal de la asparagina es contribuir al desarrollo y al buen funcionamiento del cerebro. Experimentos científicos han reportado que una dieta pobre o totalmente desprovista de este aminoácido tiene consecuencias negativas en el desarrollo cerebral, incluyendo niveles bajos y retrasados de mielina. Recordemos que la mielina es una sustancia medular responsable de proteger las fibras nerviosas.

También interviene en la constitución del tejido muscular y en el equilibrio del sistema nervioso. Además está involucrado en el metabolismo del amoníaco, actuando como un diurético.

Otros de los importantes beneficios que podemos destacar son:

  • Fortalece la resistencia a la fatiga física

Es uno de los aliados de los atletas durante su intenso entrenamiento físico, para resistir mejor la fatiga. La capacidad de este aminoácido para aumentar la resistencia se explica por su intervención en la producción de energía.

Los científicos han demostrado la adición de asparagina y aspartato aumenta la contribución del metabolismo oxidativo a la producción de energía y, por lo tanto, retrasa el agotamiento del glucógeno en el hígado. 

  • Mejora la sensibilidad a la insulina

Según algunas publicaciones científicas, como complemento de la dieta también puede mejorar la sensibilidad a la insulina. En otras palabras, este aminoácido es un nuevo aliado para aquellas personas que sufren diabetes.

Para apreciar su valor debemos recordar que los músculos, con la ayuda de la insulina, almacenan una gran parte de la glucosa que proporcionan los alimentos. En caso de resistencia a la insulina, esta capacidad de almacenar glucosa se interrumpe y, por lo tanto, el nivel de azúcar en sangre aumenta.

Alimentos con asparagina

La mayoría de los alimentos, ya sean de origen vegetal o animal, contienen asparagina, pero en concentraciones variables.

En algunas situaciones, como enfermedades o deficiencias nutricionales, la ingesta diaria puede no ser suficiente. De ahí la importancia de tomar complementos alimenticios. En algunos países como Japón, por ejemplo, el uso de L-asparagina como suplemento es muy común. Además, este aminoácido está incluido en la lista de aditivos alimentarios.

He aquí una lista no exhaustiva de los alimentos más ricos en asparagina:

  • Patata, 940 mg/kg
  • Carne y mariscos, unos 400 mg/kg. Los despojos, los peces y los huevos son bajos en asparagina.
  • Almendras, 340 mg/kg
  • Trigo y otros cereales, especialmente el centeno, unos 173 mg/kg
  • Achicoria y café soluble, 120 mg/kg.

Al contrario de lo que se pensaba, el espárrago, la verdura de la que se aisló por primera vez este aminoácido, tiene un bajo contenido. Su concentración de asparagina no supera los 26 mg/kg.

Estos alimentos concentrados en asparagina no son nocivos para la salud, siempre y cuando no se supere la barra de 120°C en el momento de la cocción.

Dosis recomendada

Normalmente, nuestro suministro diario de asparagina es más que suficiente para asegurar el buen funcionamiento de los diversos procesos del cuerpo.

Se han realizado muy pocos estudios científicos sobre el uso de la asparagina como complemento de la dieta. Además, no se ha definido la ingesta diaria esencial para el organismo, ya que este aminoácido no es esencial.

Los especialistas y fabricantes recomiendan una dosis de 1.500 mg al día, o una cucharadita.

Si hay deficiencia

La deficiencia provoca un sistema inmunológico debilitado, fatiga prolongada, alergias graves, crisis nerviosa o enfermedades autoinmunes. Eso sí, es esencial buscar el consejo de un médico o especialista antes de comenzar cualquier tratamiento. 

Si se produce sobredosis

Las deficiencias en este aminoácido son muy raras. Los problemas surgen especialmente cuando hay una sobredosis.

Algunas publicaciones científicas han destacado los efectos nocivos de consumir este aminoácido en altas dosis en el caso de cánceres, por ejemplo, u otras enfermedades. Entre los problemas que se derivan de un consumo excesivo destacan:

Síntomas del paludismo

La asparagina exacerba los síntomas del paludismo. Es el parásito responsable de la malaria en humanos, que se transmite por una transfusión de sangre contaminada. Por lo tanto, empeoran los síntomas de esta enfermedad.

Los científicos han concluído que limitar la asparagina es una solución efectiva para tratar la malaria, que mata a millones de personas cada año. La multiplicación de esta enfermedad se ha convertido en una gran preocupación en este momento. 

Multiplicación de las células cancerosas

Varias publicaciones científicas también han destacado el efecto de la asparagina sobre las células cancerosas. Según sus hallazgos, este aminoácido está involucrado en la proliferación de estas células enfermas, sobre todo en el cáncer de mama.

De hecho, una de sus muchas funciones en la organización es regular la actividad de los complejos de TOR. Estas son las proteínas responsables del crecimiento (aumento de masa) y de la multiplicación celular (aumento de número).

Estructura de la asparagina
La asparagina tiene dos grupos funcionales, como cualquier aminoácido: un grupo carboxilo (COOH) y un grupo amínico (NH2). Su cadena lateral es la siguiente: -CH2-CO-NH2. La asparagina es un aminoácido polar, no cargado e hidrófilo.

 

0/5 (0 Reviews)
error: Content is protected !!