Saltar al contenido
Supervitaminas

¿Falta de vitamina D? Causas y Síntomas

falta de vit d

Todos sabemos que la llamada «Vitamina del sol» mantiene nuestros huesos derechos y fuertes. ¿Pero qué ocurre cuando falta vitamina D en nuestro cuerpo? En realidad, su carencia provoca el desencadenamiento de un proceso que implica numerosos trastornos. 

A lo largo de este artículo, para cuya elaboración rigurosa hemos consultado diversas fuentes médicas profesionales de reconocido prestigio, vamos a contarte cuáles son las causas y los síntomas que evidencian una insuficencia de vitamina D en nuestro organismo.

Además recordaremos por qué es tan importante que mantengamos los valores normales y cómo es posible solucionar la carencia, bien sea tomando más sol, consumiendo más alimentos ricos en esta sustancia o con suplementos naturales recomendados por los expertos.

¿Cuáles son las causas de la deficiencia de vitamina d?

Las necesidades de vitamina D en personas adultas sanas nunca han sido claramente definidas. Debido a que esta sustancia se produce mediante síntesis endógena (por la exposición de la piel a la luz del día), las personas no suelen necesitar de vitamina D cuando la luz solar es abundante.

¿Entonces por qué hay tantos casos de déficit de vitamina D? Ocurre porque determinadas circunstancias ambientales bloquean los rayos ultravioleta del sol, tales como polución, vestimenta, edificios altos, personas que salen poco de casa, que trabajan de noche o bajo tierra, pantallas solares o que viven en regiones que no tienen suficiente luz solar.

Si no se recibe la cantidad adecuada, la vitamina D, como nutriente esencial que es, debe suministrarse con la dieta diaria, bien a través de alimentos muy específicos reforzados por Suplementos Recomendados. En este caso, la dieta por sí sola no es una fuente importante de esta nutriente.

Las cantidades necesarias de vitamina D dependen además del nivel de calcio y de fósforo de la dieta, del estado de desarrollo del individuo, edad, sexo, pigmentación de la piel y tiempo de exposición al sol.

En países donde la alimentación es deficiente y la luz solar limitada (países desarrollados muchos de ellos), obtener las necesidades de vitamina D es problemático y por ello, el raquitismo se presenta con relativa frecuencia. 

Síntomas de tener vitamina D baja

La deficiencia de vitamina D se puede detectar mediante un rutinario análisis de sangre. Sin embargo, en ocasiones pasan meses o incluso años sin que actualicemos nuestros niveles si no hemos tenido problemas de salud.

Por este motivo resulta útil conocer algunas señales pueden indicar su carencia. Los síntomas más importantes son:

  • Fatiga, debilidad y depresión: uno de los estudios más importantes para evaluar los efectos de la vitamina D en la salud mental se remonta a 2006. 80 pacientes participaron en la investigación: Se observó que los que tenían niveles bajos de este nutriente sufrían de depresión 11 veces más frecuentemente. De hecho, la serotonina, conocida como la hormona del humor, aumenta con la luz solar.
  • Peso corporal excesivo: El aumento de peso conlleva una mayor necesidad de vitamina D en comparación con el peso normal, de modo que en caso de sobrepeso las posibilidades de una deficiencia son altas.
  • Dolor óseo: los valores reducidos provocan muy a menudo osteomalacia, que afecta directamente a la matriz de colágeno del esqueleto, haciendo que se perciba el dolor óseo.
  • Problemas intestinales: es muy probable que se dé cuando aparecen enfermedades intestinales que afectan la absorción de grasa. Las más conocidas son la enfermedad de Crohn y la celíaca.
  • Sudor en la cabeza y las manos: Este es uno de los primeros síntomas importantes de la deficiencia de vitamina D.

Opinión médica

Dr. Torregosa, coordinador del Grupo de Osteoporosis de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

“Esta vitamina favorece la absorción intestinal del calcio de la dieta. Algo esencial para una correcta salud ósea, además de mantener baja la parathormona, evitando sus efectos negativos sobre el hueso”. 

¿Qué consecuencias provoca la falta de vitamina D?

Las manifestaciones clínicas más conocidas de la carencia de Vitamina D son: el raquitismo, en niños de seis meses a dos años, y la osteomalacia (una enfermedad que provoca el reblandecimiento de los huesos), en los adultos.

En niños

El raquitismo en los niños se caracteriza por una disminución del depósito de calcio en los huesos en crecimiento, que da lugar a la deformación del esqueleto, piernas curvadas, inflamaciones en el cartílago que une las costillas (denominado ‘rosario raquítico’), también puede presentarse una inadecuada mineralización de la dentina (capa de marfil que rodea la parte interna de los dientes) y del propio esmalte de los dientes.

En adultos y personas mayores

La osteomalacia se caracteriza por la pérdida del calcio de los huesos ya formados. Se manifiesta con dolores óseos de columna y de tórax, agravados con el esfuerzo, y dolores musculares de piernas y brazos. De manera especial en las personas mayores, también se produce la osteoporosis, un trastorno que se caracteriza por la pérdida de masa ósea.

Durante el embarazo

Un bajo contenido de vitamina D puede tener efectos graves en la salud de los huesos de la madre y del niño. Durante el embarazo, esta vitamina es esencial para asegurar la cantidad de calcio necesaria para aumentar la masa ósea del bebé y mantener la de la madre. Por ejemplo, un estudio australiano mostró una menor masa ósea en niños de 20 años de edad de madres que tenían deficiencia de vitamina D durante el embarazo.

Los niveles bajos también se asocian con un mayor riesgo de nacimiento prematuro y asma en los niños, que pueden reducirse mediante suplementos de vitamina D durante el embarazo. Los riesgos de presión arterial alta, preeclampsia y diabetes gestacional también pueden aumentar.

Mareos

Los mareos, como hemos indicado anteriormente, es uno de los síntomas que pueden significar déficit de vitamina D. Pero, además, también puede representar la existencia de problemas cardiovasculares.

Según algunos estudios, la deficiencia de vitamina D también contribuye a aumentar los problemas cardíacos, especialmente al promover la insuficiencia cardíaca congestiva. Los síntomas de las enfermedades cardiovasculares incluyen mareos, dolor de pecho o de espalda (especialmente en las mujeres), hinchazón de las extremidades inferiores y problemas respiratorios. Si usted tiene uno o más de estos síntomas, no los descuide, pero comuníquese con su médico.

¿Engorda?

Desde hace tiempo se viene explorando la incidencia metabólica de esta sustancia en nuestro organismo. Muchos se siguen preguntando si la falta de vitamina D engorda y, efectivamente, sus índices bajos se han asociado a un aumento de peso.

Dicho de otro modo, mantener valores normales permite controlar el peso y mantenerlo porque entre sus funciones están:

  • Regula la producción de leptina, una hormona que da sensación de saciedad.
  • Mejora el estado de ánimo y reduce el apetito compulsivo.
  • Aumenta los niveles de testosterona y consecuentemente el tono muscular.
  • Reduce las citoquinas, sustancias responsables de la inflamación que también causan un aumento de los adipocitos (células grasas)

¿Cómo aumentar la vitamina d?

Hay tres formas conocidas de aumentar la vitamina d en nuestro cuerpo: mediante alimentación, gracias al sol o a través de suplementos.

Con suplementos

Es más común de lo que parece que las personas, por diferente motivo, no sinteticen la vitamina D suficiente mediante dieta y sol. Para estos casos, la recomendación es adquirir un buen suplemento de vitamina D. Eso sí, los expertos recomiendan que tomemos vitamina d3, no la forma d2.

También son recomendables los suplementos de aceite de hígado de bacalao, muy consumidos en el norte de Europa, y cuyas dosis muchas veces son más que suficientes para cubrir las carencias.

Con ayuda de los profesionales hemos elegido para ti las mejores cápsulas de vitamina d que puedes encontrar en Amazon y a precios asequibles:

El mejor:

Vitamina D 8100 IU 400 comprimidos - Vitamina D3 vegana - 8.100 IU / 200 µg de Vitamina d concentrada por pastilla 100% Natural y pura - Calidad Premium fabricada en Alemania

Vitamina D 8100 IU 400 comprimidos - Vitamina D3 vegana - 8.100 IU / 200 µg de Vitamina d concentrada por pastilla 100% Natural y pura - Calidad Premium fabricada en Alemania

VER PRECIO EN AMAZON

Otras opciones

Vitamina D3 1.000 IU - 365 Cápsulas de Gel Suministro Para Un Año - Sólo Una Dosis...
  • FORMULA ESPECIAL PARA UNA RÁPIDA ABSORCIÓN: Las cápsulas gel de Vitamina D...
  • COMPRA EN TODA SEGURIDAD, FABRICADA EN EL REINO UNIDO: Nutravita es una marca...
Solgar Vitamina D3 400 UI (10 μg) Cápsulas blandas - Envase de 100
  • Mantiene los huesos y dientes sanos
  • Ayuda a la función muscular
Vitamina D3 y K2 MK7 400 UI / 80 mcg - 200 pzas (6+ Meses de Provisión) de...
  • PROBLEMA #1 DE LAS GRANDES PÍLDORAS RESUELTO: Traemos la solución al...
  • AHORRE CON EL PAQUETE DE 200 CAPSULAS: De esta forma obtiene su provisión...
Vitamina D3 14.000 UI altamente concentrada (dosis de 14 días), 180 comprimidos...
  • Producto alemán de calidad: Vitamina D3 14000 UI por comprimido SIN estearato...
  • Dosis XXL: la mejor relación calidad/precio del mercado: 180 comprimidos...
Vitamina D3 [5000 UI] Pura Altamente Concentrada - Vit D3 con Aceite de Oliva Extra...
  • CALIDAD Y POTENCIA: Nuestro suplemento de primera calidad es completamente...
  • LA PUREZA ES NUESTRA PRIORIDAD: ¿Por qué tomar un suplemento dietético lleno...

De aceite de hígado de bacalao:

Alimentos con vitamina d

No es una vitamina muy abundante en la cadena alimenticia y los niveles que se obtienen son más bien reducidos. Se encuentra principalmente en peces grasos como la caballa, atún y salmón. La sabiduría de las generaciones precedentes, que afirmaba la necesidad de tomar una dosis diaria de aceite de bacalao, se manifiesta hoy en día clarividente, ya que constituye otra fuente alimenticia de valor.

También la encontramos en el hígado, las yemas de huevo y, hasta cierto punto, en la leche grasa. La leche fortalecida y las fórmulas para bebés constituyen las mayores fuentes dietéticas de vitamina D.

Para hacerse una idea, un litro de leche entera, de bajo contenido graso o desnatada, brinda aproximadamente 400 unidades internacionales de vitamina D, menos de la dosis diaria recomendada. 

Tomar el sol

De especial interés son algunos estudios recientes que indican que la permanencia habitual bajo el sol previene las depresiones, y la vitamina D parece ser parte activa de este proceso.

Quizá la alegría que sentimos tumbados en la playa se debe a algo más que el simple estar lejos del trabajo. Otro aspecto importante de la vitamina D es que podemos almacenarla, de modo que las personas que habitan bajo climas nubosos septentrionales pueden tolerar cierto tiempo sin sol.

 

La Guía Definitiva sobre la Vitamina D: todas las respuestas

Contestamos ahora a las dudas habituales sobre las funciones y características de esta importantísima sustancia.

¿Qué es la vitamina D?

La vitamina D, también llamada calciferol o vitamina antirraquítica, es la denominación genérica dada a un grupo de compuestos liposolubles que se caracterizan por ser esenciales para el mantenimiento del balance mineral en el organismo humano.

Se presenta bajo varias formas, siendo las dos más importantes la vitamina D2 y la vitamina D3.

¿Para qué sirve?

La vitamina D es esencial en el proceso de autorregulación mineral del organismo. Contribuye a la absorción de calcio y de fósforo en el intestino delgado, y estimula la incorporación del calcio y fósforo en la matriz del hueso. Por esta última causa, su deficiencia da lugar a trastornos en la calcificación de los huesos, de tal manera que éstos se vuelven blandos y se deforman con el esfuerzo.

Además, influye en la eliminación del fósforo por el riñón, mejorando sustancialmente su absorción. Mediante estas funciones, la vitamina D juega un importante papel en el trabajo muscular y en concreto en la transmisión de estímulos nerviosos a los músculos, la coagulación sanguínea, el crecimiento celular y la utilización de la energía.

La deposición de minerales en el esqueleto se produce como consecuencia de la alta concentración de calcio y de fósforo en la sangre, debida (indirectamente) a la acción de la vitamina D. El organismo puede carecer de ella. Pero, cuando la absorción del calcio es insuficientecomo causa de una carencia de vitamina D, el organismo extrae de los huesos el que necesita.

¿Cuál es la dosis recomendada?

En términos generales, la ingesta diaria recomendada de vitamina D se establece en Unidades Internacionales (1 UI es el equivalente biológico de 0,025 microgramos) de la siguiente manera:

Etapa de la vidaCantidad recomendada
Bebés hasta 1 año400 UI
Niños de 1 a 13 años de edad600 UI
Adolescentes de 14 a 18 años de edad600 UI
Adultos de 19 a 70 años de edad600 UI
Adultos mayores de 71 años de edad800 UI
Mujeres embarazadas y en período de lactancia600 UI

 

¿Plantea problemas el exceso de vitamina D?

Cantidades excesivas de vitamina D no se encuentran disponibles en fuentes naturales, ni existe riesgo de intoxicación por una exposición solar excesiva.

No obstante, la hipervitaminosis D es un problema potencialmente serio, que hay que cuidar mucho para que no se presente. Se suele manifestar por náuseas, mareos, vómitos, dolores de cabeza, retraso del crecimiento, lesiones renales, calcificación del miocardio, pulmón y tejidos blandos.

Si se diagnostica precozmente es reversible, toda vez que se retire el aporte extra y se reduzca el calcio de la dieta. Aunque las dosis tóxicas mínimas para todas las edades no se han fijado, se calcula que 20 veces ingesta diaria recomendada en niños se asocia con casos de exceso.

Preguntas frecuentes

Estas son algunas de las preguntas que se formulan habitualmente en las consultas de los médicos respecto a la vitamina D, con sus correspondientes respuestas.

¿Tiene algún poder de prevención contra el cáncer?

Los investigadores no lo saben aún con seguridad. Pero las tasas de cáncer de colon, recto y mama son mayores en las zonas donde la población recibe una radiación solar mínima. Esta correlación se encuentra en todo el mundo, excepto en Japón, país donde, señalan los científicos, el consumo de pescado graso rico en vitamina D, como la caballa y el salmón, es muy considerable.

En experimentos de laboratorio, el calcitriol, forma hormonal de la vitamina D, revela propiedades anticancerígenas. Recientemente se ha descubierto que, en experiencias de tubo de ensayo, inhibe el desarrollo de células humanas de cáncer de colon y piel.

Es posible que el calcitriol desempeñe también un papel importante en el tratamiento de retinoblastoma, el tumor ocular más corriente en los niños. Asimismo se ha advertido que inhibe el crecimiento de esta clase de tumor en los ratones.

¿Qué cantidad de vitamina D suele recibir la mayoría de las personas?

Los estudios muestran que la mayor parte de personas no alcanza la ración dietética recomendada de vitamina D a partir de los alimentos que toman. En países con bastantes días de sol como España se dan menos casos, pero por ejemplo los datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos revelan que la mayoría de los varones consigue de los alimentos unas 80 unidades internacionales, y las mujeres, unas 60.

 ¿Compensa la exposición solar la escasa ingestión de vitamina D?

Según los expertos, en primavera, verano y otoño, la mayoría de las personas reciben suficiente luz solar para compensar las deficiencias de la vitamina D en su dieta. Incluso resulta más que suficiente una mínima exposición debida a las actividades cotidianas, como ir y venir de la oficina o practicar deportes al aire libre.

Pero durante los meses invernales, los niveles en la sangre de la vitamina D parecen descender. Y no todos los individuos consiguen siquiera el volumen mínimo de radiaciones solares que se precisa. 

¿Cuáles son los grupos de riesgo?

Entre los grupos de riesgo figuran fundamentalmente:

  • Los niños, que reciben aportes insuficientes para las necesidades que tienen. Hay que tener en cuenta que la leche materna es una fuente pobre de vitamina D.
  • Las personas de edad avanzada son otro grupo de población con alto riesgo de sufrir hipovitaminosis D. Normalmente se debe a que comen menos, suelen resistirse a tomar el sol, su capacidad de síntesis cutánea es reducida y la absorción de la vitamina D es escasa. Así, no es raro encontrar osteomalacia en personas mayores que gozan de buena salud.
  • Las personas con piel más oscura tienden a absorber menos vitamina D, lo que aumenta el riesgo de deficiencia. Los afroamericanos, por ejemplo, deben exponerse a hasta diez veces más luz solar para producir la misma cantidad de vitamina D que una persona de piel blanca.
  • Por último, las personas con problemas hepáticos, renales, de glándula tiroides, vegetarianos, alcohólicos, así como todas aquellas personas que salen poco de casa o se cubren brazos y cara con ropas, son las que tienen mayores riesgos de carencia.

 

RESUMEN

En conclusión, la vitamina D representa uno de esos eslabones básicos de nuestra salud que debemos cuidar y vigilar. Sin obsesionarnos, pero sí atendiendo a las señales (fatiga, dolor de huesos, problemas del estómago, etc.) que muchas veces, por su similitud con otros trastornos, puedan llegar a esconder una falta de este micronutriente esencial.

Como hemos visto, el sol no sólo ejerce su papel protagonista para permitir la vida en nuestro planeta, también influye decisivamente en nuestro organismo y en nuestro bienestar. Tanto es así, que de él depende en gran medida el suministro de la imprescindible vitamina D. En caso de que no recibas el necesario y que tus niveles no estén normalizados siempre puedes consumir suplementos testados como los que te hemos recomendado

En todo caso, y como siempre te indicamos, si tienes cualquier duda cuenta siempre con la opinión médica profesional.

 

0/5 (0 Reviews)
error: Content is protected !!